You are here

Los errores más comunes

Belleza para novias: los errores más comunes
 
Es tendencia que la novia apenas duerma la noche anterior, por la tensión que provoca la expectativa de un enlace nupcial perfecto. No te exijas más de la cuenta, y recuerda que es tu día y que más allá de aspirar a la perfección deberías dejarte llevar y disfrutar de tu mañana mágica. Para hacértelo más fácil, te indicamos algunas equivocaciones que las novias suelen cometer a la hora de preparar su vestido de novia, calzado, maquillaje y peinado, para que estés advertida y tengas la tranquilidad de no caer en el mismo error.
 
  
 
1. Zapatos de novia que matan
No literalmente, pero las mujeres sabemos que no se trata de una exageración afirmar que los zapatos con tacón pueden en ocasiones hacernos pasar por un auténtico infierno. Es tu fiesta, así que calza de manera cómoda. Tu prioridad serán unos zapatos que no te hagan daño, en vez de la elección de unos taconazos de escándalo. Como consejo, te recomendamos comprar los zapatos de novia con al menos un par de semanas de antelación, y andar con ellos cada día para acostumbrarte a ellos y también para asegurarte de que no te arruinarán la fiesta. ¡No los estrenes el día de tu boda, porque podrías acabar con heridas!
 
2. Vestidos de novia que te hagan sudar… o tiritar
Probablemente sea lo último en lo que pienses cuando eliges el vestido de novia con el que vas a dar el ‘sí, quiero’ al amor de tu vida, pero además de lo bonito que llegue a ser un diseño también es importante tener en cuenta en qué lugar tendrá lugar el gran acontecimiento, para analizar si pasarás mucho calor o mucho frío con él puesto. Lo último que desea una novia en su fiesta es pasarla sudando.
 
  
 
3. No pedir una prueba de maquillaje
Tanto si vas a confiar en la experiencia de un profesional, como si decides que de tu 'look' de belleza se encargará un familiar, amigo o incluso tú misma, es imprescindible que al menos el día antes de la boda se realice el mismo trabajo de maquillaje y peluquería, para comprobar que favorece a tu rostro y que es exactamente lo que esperas para tu día. Vas a estar muchísimo más tranquila en tu boda cuando ya sabes cómo te quedará el maquillaje, el peinado, tu vestido y tus zapatos.
 
  
 
4. No pensar en la hora de la boda
Si el enlace es por la mañana, el maquillaje deberá ser más sutil y natural. Si la novia se casa por la tarde, puede atreverse con un resultado algo más atrevido. No tener en cuenta este consejo podría llevar a una novia a lucir demasiado arreglada a las diez de la mañana. 
 
5. No evitar los brillos
Es un error arriesgarse a enmarcar fotos del día de tu boda, donde salgas con el rostro lleno de brillos. Para evitar brillo en el rostro, utiliza una crema hidratante no grasa y un maquillaje en acabado mate. Como último paso, aplícate polvos compactos.
 

Canal: