You are here

Prepara tu piel para la boda

NORMAS BÁSICAS E IMPRESCINDIBLES PARA QUE TU PIEL LUZCA SANA Y RESPLANDECIENTE
No lo dejes para las últimas semanas, NO TENDRÁS TIEMPO!.
Prepara tu piel como mínimo con cuatro meses de antelación, piensa que las estaciones del año van cambiando y por tanto tu piel también. Se trata de tener constancia y buscar un ratito cada día para dedicarlo a tu cuidado.  

Pautas para seguir en un ritual de belleza: 

Peeling: Necesitas hacer una limpieza profunda a tu piel, esto lo conseguirás con una exfoliación o un peeling, lo ideal es hacerlo una vez a la semana en la cara y  en el cuerpo no es  tan necesario pero puedes hacerlo un par de veces antes de la boda sobretodo si piensas lucir escote.
Limpieza diaria: Para poder seguir todas las pautas de un ritual de belleza, es necesario no saltarse ninguna, la limpieza de la piel con un jabón suave además de usar productos para desmaquillar no agresivos harán un efecto base para una buena hidratación. Es muy importante que la piel respire y esté limpia antes de hidratar.
Hidratar: Busca una crema hidratante para tu tipo de piel, y efectúa con un ligero masaje el cuidado más efectivo para que tu cara luzca resplandeciente. Este es un paso que no debes saltarte nunca, ni por la mañana, ni por la noche. Recuerda la constancia es tu mejor aliado.

Limpieza de cutis. La limpieza de cutis es fundamental hacerla un par de veces al año, busca a un profesional de tu garantía e intenta hacerla al menos antes de la boda, no esperes a la última semana, algunas veces  una limpieza profunda puede causar que tu piel sufra algún cambio o pequeña rojez.  

Manicura y pedicura. Tus manos y tus pies deben estar perfectos, no hagas pruebas de última hora, ten elegido el esmalte que quieres llevar y asegúrate resultado.
Masaje: El masaje no es imprescindible pero realmente ayuda mucho a llegar en las mejores condiciones a tu gran día. Los nervios y el estrés que se acumula en los preparativos hacen que muchas veces tengamos pequeños dolores de espalda, de piernas, cervicales... un buen masaje en los días previos (no lo hagas el día antes a menos de que se trate de una masaje súper suave)  harán que tu postura sea la adecuada.

Canal: